viernes, 30 de diciembre de 2011

El expolio de Baco


En esta entrada no vamos a hablar de las maravillas de un pueblo de la provincia ni de ninguna joya del arte burgalés, sino de un hecho lamentable. El pasado miércoles se descubrió un salvaje atentado contra el patrimonio histórico-artístico de ese 'Burgos mágico' que tanto nos gusta glosar en este blog.

Unos vándalos robaron en un día todavía indeterminado de este mes parte del mosaico del dios Baco que se encuentra en la villa romana de Santa Cruz en la localidad ribereña de Baños de Valdearados. Allí se guarda uno de los tapices cerámicos más grandes y mejor conservados de Europa y data del siglo V d.C., los últimos tiempos gloriosos de Hispania. Fue descubierto en 1972 y desde ese momento fue el orgullo del pueblo. Ahora sus habitantes se encuentran desolados ante la barbarie y los destrozos provocados por los ladrones.
En la siguiente imagen doble podemos ver el antes y el después del robo:


A raíz de este terrible suceso se debe abrir sin dilación un debate sobre la protección del legado cultural burgalés en el medio rural, y por extensión de toda la comunidad. Es cierto que en este ámbito nuestra provincia tiene un capital riquísimo e inabarcable, y que en tiempos de crisis económica -por inercia política, no porque haya un decreto que lo establezca- la Cultura siempre es la ‘hermana pobre de la familia’. También somos conscientes de que este saqueo no es el primero ni desgraciadamente será el último. Habrá quien recuerde en muchos pueblos esos tiempos en que se (mal)vendían imágenes y objetos de las iglesias para arreglar los muros del templo y reparar tejados a punto de caerse. O cuando fieles del entorno o curas poco piadosos robaban piezas de arte al descuido... Era otra época, triste y trágica, de la que quedan como testigos ermitas desvalijadas, hornacinas vacías y monumentos olvidados y polvorientos.
Ahora, en pleno siglo XXI, este tipo de hechos como el acaecido en Baños de Valdearados nos tiene que poner en guardia a vecinos e instituciones. Si no defendemos con celo nuestro patrimonio del paso del tiempo, de las inclemencias meteorológicas y de los ‘amigos de lo ajeno’ tendremos una deuda atroz con las futuras generaciones.
Y es que a veces la voluntad de hacer las cosas es más cara que el propio coste de hacerlas. Cuidemos nuestro patrimonio, es una herencia a la que nos debemos todos.

Os dejamos enlaces a las noticias publicadas en sus ediciones digitales ayer jueves El Correo de Burgos, Diario de Burgos, y El Mundo. También un vídeo de Antena 3 Noticias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada